Bogotá, D.C., enero de 2020. Vuelve el coleo a los llanos orientales. Las mangas de Tame, Aguazul, Villavicencio y Yopal, serán los escenarios de la Temporada 2020 de Coleo Alpha & Omega,

Una historia de trabajo

El ganado ovino y vacuno fue introducido en América del Sur desde Venezuela y el norte de Colombia hacia la década de 1520. Caballos, mulas, reses y ganado menor fueron traídas y se fueron extendiendo por todo el territorio. Estas especies fueron decisivas en el transporte de alimentos a las diferentes ciudades, incluida Santa Fe de Bogotá.

De este desarrollo económico en los llanos, hace cuatro siglos, nace la cultura de "la Coleadera" o de "Los Toros Coleados", puesto que las faenas constantes en el campo requerían tener un control permanente sobre los rebaños de vacunos, por parte de una nueva raza de hombres, principalmente mestizos, que empezaron a ser llamados "llaneros". En un comienzo se les daba el privilegio de montar a caballo para participar activamente en la producción, arreo, marcado, descornado y sacrificio de las reses en el campo. Para dicha labor se necesitaba la rapidez del caballo y la agilidad del jinete para ir a toda velocidad tras una res que estuviera huyendo, cogerla de la cola -o del rabo-, acelerar la marcha del caballo, y así poder tumbarla o "colearla".

En muchas ocasiones los terratenientes ofrecían dinero a quien derribara una res y en otras se reunían varios de ellos para apostar al mejor llanero. Esta forma de entretenimiento practicada por los habitantes de las sabanas del oriente de los dos países permaneció intacta desde el siglo XVII en las celebraciones y fiestas religiosas. Junto al Joropo y a las "terneras" marcaron para siempre la idiosincrasia de los llanos venezolanos y colombianos desde el periodo de la colonia.

El arte del Coleo, que es considerado más un deporte que un trabajo, no ha cambiado prácticamente en nada. Incluso ha penetrado la cultura llanera hasta el punto en el que en una Manga de Coleo nacen los amoríos llaneros. Esto ha sido reseñado en infinidad de poemas, canciones y en la literatura.

"Hoy el llano está dividido por una frontera entre dos países, pero el llano colombiano y venezolano, es uno solo" afirmó Carlos Núñez, Gerente General de Alpha & Omega, empresa dedicada a la promoción y profesionalización del deporte del Coleo. El llano es un gran "país" que va desde los departamentos de Arauca, Casanare, Cundinamarca, Meta, Vichada y Guaviare en Colombia, hasta los estados de Apure, Guárico, Cojedes, portuguesa, Barinas, llanos orientales Anzoátegui y Monagas en Venezuela. "esta zona no es considerada como un estado llanero, pero es nuestro llano", puntualizó Núñez. En esta gran extensión de llano vive una población cercana a los 10 millones de habitantes.

El Coleo es un deporte

En Venezuela el Coleo está reglamentado por la Federación Venezolana de Coleo, Feveco que está integrada por asociaciones y éstas por Clubes de coleadores. De igual forma, en Colombia está la Federación Colombiana de Coleo, con ligas a nivel departamental y se celebran importantes torneos como el Encuentro Mundial de Coleo, en el segundo fin de semana de octubre y la Copa América de Coleo en la primera semana de diciembre.

En nuestro país la Ley 1907, aprobada por el Congreso el 28 de junio de 2018, hace reconocimiento del paisaje llanero, su riqueza y la diversidad de los Llanos Orientales, y reconoce como elementos integrantes del patrimonio nacional las manifestaciones culturales llaneras, entre ellas al Coleo. De esta manera se reconoció al Coleo como patrimonio cultural del país.

Participantes en las competencias:

 El coleador: protagonista principal. Sobre su caballo busca derribar al toro en plena carrera, agarrándolo por la cola. Su actuación lo convierte en el centro de atención de la competencia.

El caballo: realiza la mayor parte del esfuerzo empleado para derribar al toro; es fundamental para efectuar la coleada. Los caballos son de diferentes razas: Cuarto de Milla, Morgan, Anglo-árabe, Criollo y otras.

El toro: completa la trilogía necesaria para realizar la coleada. De sus características depende en buena parte el éxito del espectáculo.

Los jueces:  la competencia es vigilada por un delegado y cuatro jueces: el Juez Presidente, el Juez Secretario, el Juez de Coso y el Juez de Línea y participan un coleador y un acompañante, que deben ejecutar dos coleadas, una en primera zona y otra en segunda zona, con un tiempo máximo de cuatro minutos.

Temporada 2020

Esta será la programación de la Temporada de Coleo Alpha & Omega:

COLEO ALPHA & OMEGA - TEMPORADA AÑO 2020 – COLOMBIA

DÍAS

MES

AÑO

CIUDAD

DEPARTAMENTO

HORARIO
EVENTO

14 - 15

FEBRERO

2020

TAME

ARAUCA

4:00 - 7:00 p.m.

22 - 23

FEBRERO

AGUAZUL

CASANARE

    7 - 8

MARZO

YOPAL

CASANARE

28 - 29

MARZO

VILLAVICENCIO

META

25 - 26

ABRIL

YOPAL

CASANARE