Y soy Llanero

Es el llanero muy charlador, autosuficiente, generoso, individualista y respetuoso; canta e improvisa porque es muy creativo, y cree en brujas, espantos y rezos. Romántico, soñador y mujeriego; cuida el hogar con orgullo: y su palabra es oro porque el respeto es su norma.